Añadir nuevo comentario

Mayos de Riglos y castillo de Loarre

Los Mayos de Riglos

La excursión prometía emociones: había un muy alto porcentaje de lluvia (así que nos fuimos preparados para el diluvio, aunque habría cosas que mejorar) y según una guía (que pudimos ver antes de la excursión) la caída era por lo menos mortal.

El día en zaragoza empezó con un poco de lluvia, de camino (por la carretera) hubo un momento que llovió en cantidad, pero por suerte cuando llegamos a los Mayos de Riglos, la lluvia era mínima. Cuando empezamos la ruta poco barranco había (aunque luego aparecieron unos cuantos que la maleza disimulaba). Luego la lluvia hizo acto de presencia (aunque no se convirtió en diluvio). En resumen no fue nada dificil, aunque tuve un momento de debilidad.

El Castillo de Loarre

Una vez acabada la excursión y comer, nos dirigimos hacia Loarre. Cuando llegamos al castillo, estaba diluviando. Tuvimos que esperar en el bar del camping hasta que se despejó y volvimos a subir. Por suerte durante toda la visita al castillo no llovió nada. La visita al castillo me gustó y me lo pasé bien con la compañía. Una vez dada la vuelta al castillo, tocó volver a Zaragoza.

temas: 
Añadir nuevo comentario | introBlog

Error

El sitio web encontró un error inesperado. Vuelva a intentarlo más tarde.